Friday, December 21, 2007

Con calma

Estoy leyendo un libro llamado “Ready for Anything“ (Listo para todo) escrito por David Allen. David Allen es un famoso escritor de USA que escribe y da conferencias sobre manejo del tiempo y productividad.

Me gusto la siguiente analogía que él dice que aprendió en karate: ¿si tiras una piedra al agua que pasa? Al momento que la piedra cae el agua cambia creando pequeñas olas pero al momento vuelve a la normalidad.

Cuando los seres humanos según la analogía tienen un problema o algo cambia au alrededor pueden actuar como el agua volviendo a la normalidad rápido. Sin embargo esta no es la forma en la cual muchos reaccionamos, cuando algo nos pasa no volvemos a la normalidad sino que nos quedamos alterados y expandimos el problema. Por ejemplo si alguien nos golpea el automóvil llegamos a la casa enojados y frustrados, le gritamos al perro, le decimos a los niños mas tarde etc. El problema no se soluciona de esta forma pero así es como lidiamos con la frustración.

La Biblia da pocos ejemplos en como lidiar con frustración pero si indica que “a cada día su propio mal” y que hay que reposar en Dios. Al hacer que un problema domine todas las áreas de nuestras vidas o las afecte solo estamos dejando que el problema o aspectos negativos de nuestra personalidad nos controlen y como Cristianos es Cristo quien nos controla. No digo que yo actúe siempre como tengo que actuar pero si que así es como debo actuar y como me gustaría actuar, como el agua conservando la calma.