Thursday, April 28, 2011

Mendigos de amor




Como cristianos la palabra nos dice que Dios nos ama y lo aceptamos. Dios nos ofrece el amor más grande que hay, un amor desinteresado, un amor incondicional.

Hay personas que pareciera que van por la vida mendigando amor. Buscan amor en hombres, en amigas etc. Al buscar amor fuera de nosotros mismos, antes de amarnos a nosotros mismos, estamos reduciendo nuestra capacidad de amar y de ser felices.

Reducimos nuestra capacidad de amar porque estamos volviéndonos necesitados, mendigos de amor. Es difícil amar de verdad cuando no nos amamos a nosotros mismos. La Biblia dice que amemos al prójimo como a nosotros mismos, no más, no menos.

Si no nos amamos a nosotros mismos podemos buscar amor en los lugares equivocados. Nos volvemos tan desesperadas por encontrar amor que lo tomamos de cualquier lugar, lo confundimos con otros sentimientos, nos podemos volver co-dependientes, amamos más a otra persona que a Dios y a nosotros mismos. Por esto es importante amarnos. 

La palabra dice que tenemos que amar a Dios, tenemos que amarnos a nosotros mismos y tenemos que amar al prójimo (al vecino), amar la verdad, amar la justicia. El amor de acuerdo a la biblia es lo que nos identifica que somos Cristianos. El amor es importante.

Sin amarnos a nosotros mismos en la medida correcta nos es difícil creer que alguien más nos puede amar. Creemos no merecer el amor y nos volvemos celosos y dudosos de quien nos ama. Por esta razón sin amarnos a nosotros mismos no podemos amar plenamente.

Para amarnos a nosotros mismos tenemos que aceptarnos como somos. Esto es más facil para los Cristianos porque si creemos:

1-    Dios nos ama
2-    Dios nos acepta
3-    Dios nos creó

Entonces si reflexionamos en esto es facil entender que debemos aceptarnos y amarnos a nosotros mismos. Si tienes problemas aceptándote y amándote a ti mismo piensa en esto: Imagínate que tú eres tu bebe, ¿cómo tratarías a tu bebe? ¿Lo criticarías como te criticas a ti misma? ¿Le hablarías al bebe como te hablas a ti misma? ¿Castigarías al bebe como te castigas a ti misma? ¿Creerías que el bebe no merece amor porque es... gordo, flaco, feo, poco inteligente, otros no lo aman etc.?

Tú eres el bebe de Dios, Dios es tu creador y tu padre ¡Que maravilla! Amarnos y respetarnos a nosotros mismos comienza aceptándonos y aceptando que si Dios nos esta dando amor, respeto y aceptación, lo mínimo que podemos hacer es darnos la misma oportunidad a nosotros mismos.  

No comments: