Tuesday, February 28, 2012

Tiempos en cambio: Las mujeres ganan más que los hombres


Según estudios recientes en USA las mujeres están empezando a ganar más que los hombres. La reciente recensión económica ha beneficiado a las mujeres porque más hombres han perdido trabajos. Otra razón por la que las mujeres estan ganando más es porque se estan educando más que los hombres.

Lo siguiente pone algunas situaciones interesantes como:

  • Las mujeres no necesitan de hombres para que las mantengan
  • Los hombres, o algunos, hombres, no sienten bien con la situación, no les gusta estar con una mujer que gana más que ellos.
  • Las mujeres tienen que aceptar estar con alguien que gana menos que ellas y que tiene menos educación que ellas, porque de lo contrario se quedaran sin pareja.
  • Algunos hombres tendrán que aceptar que no serán la fuerza económica del hogar y que sus esposas son más educadas que ellos.

Hombres y mujeres en la Biblia
Mi amada Biblia, me guste o no, es un libro sexista. Los hombres tienen preeminencia ante las mujeres. Las mujeres somos una y otra vez llamadas a aceptar al hombre como cabeza del hogar.

La feminista en mi pelea contra esto, pero no hay escapatoria a ello, a menos que recurramos a no tomar la Biblia textualmente, lo cual yo no estoy dispuesta a hacer cuando algo esta claramente deletreado.

¿Que hacer?     
Yo no le veo problema, hay que aceptar la Biblia sin importar quien gane más. Pero creo que para algunos hombres la situación puede ser difícil.

Tradición en nuestras vidas
La Biblia no dice en ningún momento que el hombre tiene que ganar más o ser más educado que la mujer por lo que no hay ningún conflicto. La tradición machista en nuestra sociedad si lo dice, el hombre es el proveedor, el defensor etc. No hay conflicto con la Biblia, hay conflicto con la tradición y la tradición puede cambiarse para adaptarse a la nueva realidad. Los hombres que peleen con el cambio y no se adapten solo sufrirán más y obtendrán probablemente menos de la vida.  

Con menos dinero y menos educación los papeles de hombres y mujeres tienen que ser más flexibles. Hay problemas para las tradiciones que enseñan a algunos hombres a ser mujeriegos y mandones.

La Biblia y el matrimonio
La Biblia nos manda a tener una relación amorosa y respetuosa de Dios. A ser monógamos y sinceros. La relación en el matrimonio es muy especial en la Biblia y en ningún momento se nos manda a menospreciar a la esposa o al esposo. En la Biblia hay mujeres lideres, mujeres devotas, mujeres ricas, mujeres muy inteligentes y mujeres que hacen trabajos que eran para “hombres” como ser mercader. La Biblia no menosprecia a la mujer. 

Quien gane más dinero o tenga más educación parece no tener importancia en tiempos Bíblicos, pero ahora mismo la situación implica cambios. Implica cambios porque algunos hombres serán los que se queden en casa y cuiden a los niños mientras que la mujer sale a trabajar. Esa mujer espera regresar a casa y encontrar la casa limpia y una cena caliente, no va a ganarse el dinero y llegar a trabajar a casa y tener un esposo solo de adorno. Muchos hombres estan haciendo esto actualmente y se quedan en casa y son padres de familia. La mayoría de ellos lo disfrutan aunque algunos de sus parientes y amigos se burlen de ellos.

¿Hay alguna contradicción en la Biblia?  Yo no la encuentro, pero creo que quien quiera encontrarlo la encontrará porque la interpretación es mental. Esto no quiere decir que todas las interpretaciones sean correctas.

Respecto a la mujer, tendrá que saber que porque ella gana más eso no significa que se empezará a portar como un hombre machista dando ordenes y siendo mandona porque pocos hombres toleran algo así. Además como cristianos somos llamados a ser amorosos no a discriminar contra otra persona. 

Las madres tendrán que educar a los hijos de forma distinta.



-

Thursday, February 23, 2012

Temor a Dios


La Biblia nos llama a tener temor reverente a Dios. Sin lugar duda el Dios que se le presenta a Moisés es un Dios muy delicado, donde cada paso puede causar castigo y muerte. Pero Dios no siempre se presenta de esta forma, Dios habla con Abraham como con un amigo, habla con Isaac y con otras personas en la Biblia.

Temor reverente = respeto
El temor reverente a Dios es natural, él es Dios, el creador de un universo tan grande, complejo y hermoso. Es normal sentir temor de su inmenso y casi incomprensible poder. Pero es un temor inspirado en respeto, no en miedo y duda.

Dios en el nuevo testamento se representa como un Dios de amor, un Dios que no se escatimo ni a sí mismo para proveer salvación. Un Dios que perdona, escucha, ayuda y esta atento a nosotros. Este es un Dios que castiga y reprende pero no sin dar oportunidades para arrepentirse.  En Dios hay más, mucho más, gozo y cosas buenas que castigo. 

Muchas personas tienen temor a Dios y se alejan de Dios por ese temor. Este no es temor reverente, es un temor que causa sospecha: Si me acerco a Dios, él me castigará porque verá que sigo haciendo lo malo ante él. Esta actitud es dañina.

Alejarse
Conocí a una buena cristiana, a una chica con un corazón en el lugar correcto y que vivía una vida normal. En una ocasión se molestó con el pastor, cometió unos pecadillos aquí y allá, nada muy serio pero sí muy criticado en su iglesia. Unos días después de esto tuvo un problema de salud que parecía serio, parecía ser cáncer en el cerebro. 

Pero cuando le hicieron los exámenes salió que no era eso, que era algo más sencillo y que se curo solo. Pero mi amiga dejó de ir a la iglesia y se alejó de su fe un poco porque pensaba que Dios la había castigado por molestarse con el pastor y temía que Dios le demandara algo que ella no pudiese hacer.

En realidad mi amiga vivía en un mundo de temores. Le temía a todo y era una persona solitaria, que por ser inmigrante vivía lejos de su familia y por su trabajo no tenia muchas amigas. Sus temores y su actitud de temor eran parte del problema. El problema no era Dios, ni la iglesia, ni el pastor era ella.                   

Mi amiga estuvo alejada de la iglesia por un tiempo, finalmente volvió, pero en este tiempo se caso con una persona que no sigue a Cristo. Cuando me contó lo sucedido le pregunte si le había pedido perdón a Dios y ella me dijo claro que si, le pregunte si le había pedido ayuda a Dios y me contesto claro que si, y le pregunte y Dios te escuchó y me dijo si, Dios me resolvió mi problema. Entonces le dije: Si Dios estaba tan molesto contigo porque que te ayudó tanto, porque te cuido, porque te protegió. Ella me dijo porque Dios me ama y porque no estaba tan molesto.

Dios nos ama
Esa es la verdad, Dios nos ama y en Cristo nos perdona. Cierto que algunos pecados pueden tener consecuencias, por ejemplo si alguien fornica y queda embarazada Dios no hace que el bebe desaparezca por arte de magia. Las consecuencias del pecado tienen que aceptarse y tratar de no pecar de nuevo, pero no es que Dios nos este castigando y que Dios merezca este temor tan grande hacia él, basado en duda.    

Es solo si conocemos a Dios, si pasamos tiempo con él, si leemos su palabra que empezaremos a conocerlo. La Biblia dice que Dios es tardo para la ira. Si caemos en pecado tenemos tiempo de pedir perdón, si estamos en una iglesia muy represiva antes de alejarnos de Dios podemos cambiarnos de iglesia, pero si rompemos la comunión con Dios entonces es cuando podemos cometer más errores y nos sentimos mal porque creemos que Dios esta molesto con nosotros. 

El temor es una cosa del enemigo. Las personas que viven en temor son las que también tienen un temor no irreverente a Dios, es normal en ellos tener temor a todo, Dios no es la excepción. El temor nos aleja de Dios, el temor es lo contrario de la fe, el temor no es de Dios.

Si vives en temor rompe las cadenas, tú tienes el poder, será una lucha continua en tu mente pero recuerda “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.” 

Dios merece temor reverente o sea respeto, pero Dios te ama, te cuida y te protege. Dios te acepta porque sabe que eres un diamante que poco a poco y a tú ritmo serás pulido y mostraras tu belleza y calidad. No tienes que ser perfecto ahora para estar con Dios, es en Dios que crecemos y mejoramos. No creas la mentira que si te acercas a Dios, Dios te castigara a cada rato para arreglarte, Dios no es un padre terrenal imperfecto, Dios sabe como hacerlo. Que reine la fe en tu vida no el temor.     


-

Tuesday, February 21, 2012

Martes de carnaval y miércoles de ceniza




En las iglesias protestantes a las que he pertenecido nunca se me ha enseñado a guardar cuaresma, pero tengo amigos que vienen de iglesias protestantes donde se promueve el hacerlo, tal como lo hacen en la iglesia católica.

Tengo una amiga que no come chocolate hasta el domingo de resurrección. Mi amiga es adicta al chocolate por lo que no comer su comida favorita es un poco doloroso. Esta tradición de dejar de hacer algo que nos gusta o deleita en la cuaresma tiene como objetivo ponernos a reflexionar en el inmenso sacrificio de nuestro salvador Jesucristo en la cruz para salvarnos.

En mi lectura bíblica, he estado leyendo Levítico y he estado reflexionando sobre los sacrificios de animales que Dios mando a los hebreos.  Encuentro interesante que los sacerdotes eran mandados a comer parte de la carne de algunos de los animales sacrificados. Dios no les preguntó si les gustaba la carne o no, si la querían condimentada etc. Yo no como carne roja y casi nunca como animales (raramente como pescado, pollo y mariscos) así que este no hubiese sido un buen llamado para mí.

Los sacerdotes tenían obligaciones que los hacían parte carniceros, destazadores, comedores de carne además de sacerdotes. Era un trabajo interesante, sagrado y peligroso. No se podía cometer errores porque el castigo si no se manipulaba el sacrificio tal y como fue ordenado por Jehová, tratándolo como algo “santísimo,” podría ser la muerte misma de mano de Dios. Era un trabajo importante y que recurría concentración y santidad, no podía tomarse como algo ligero. Cada sacrificio requería la concentración total del sacerdote.   

Le doy gracias a Dios porque ya no necesitamos de esos sacrificios, porque Dios proveyó al cordero sin mancha para ser sacrificado por los pecados de todos para siempre, Aleluya. 

Nunca he hecho ningún “sacrificio” durante la cuaresma y no creo que este año inicie la tradición, pero probablemente estudiar y reflexionar sobre el precio de nuestra salvación es algo que puede beneficiarnos y que seria oportuno hacerlo durante la cuaresma.

Te deseo un feliz martes de carnaval.                   




-