Tuesday, November 13, 2012

Afiliaciones y los cristianos

paz en cristo

La biblia nos dice que el Amor es muy importante. La descripción más profunda de la importancia del amor esta en 1 Corintios y los tres primeros versos son estos (Reina Valera 1995)

1.    Si yo hablara lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena o címbalo que retiñe.
2.    Y si tuviera profecía, y entendiera todos los misterios y todo conocimiento, y si tuviera toda la fe, de tal manera que trasladara los montes, y no tengo amor, nada soy.
3.    Y si repartiera todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregara mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.

El amor es la característica principal de los cristianos, o debería de serla, el amor es lo que nos viene de Dios y nos mueve a hacer el bien y a querer ser como Cristo nuestro amado salvador. Juan 13:35 (Reina-Valera 1995)  “En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tenéis amor los unos por los otros”

Sabes que en USA los protestantes estamos muy divididos. Hay iglesias que se identifican mucho con un partido político y por momentos pareciera que lo han puesto en un lugar más alto que al amor y que a Cristo. Pareciera que para estas personas su partido político es más importante que el anunciar el evangelio y buscar conciliación. En esas iglesias sino perteneces a ese partido prácticamente te sacan porque hablan de política y defienden al partido aun en sermones. 

Imagínate si pusiéramos nuestros equipos deportivos favoritos antes que a Cristo, si nuestra nacionalidad fuese más importante que Cristo, si nuestros gustos y afiliaciones fueran más importantes que Cristo. Cristo no seria nuestro Dios.

Los partidos políticos y los equipos y todas las afiliaciones del mundo pasaran pero Cristo no pasara. Cristo vino al mundo en un tiempo de división política, en un tiempo en el que Israel necesitaba un líder político que lo salvara de la tiranía del imperio romano. Cristo no vino a ser ese líder, porque había una misión más grande que esa. Nadie sabe ni los nombres de los lideres políticos de aquel tiempo pero muchos sabemos el nombre de nuestro salvador quien murió por nosotros.

En cualquier actividad en nuestras vidas, ya sea política, deporte, nacionalidad hay que recordar que antes que todo nos une Cristo. Cristo nos manda a ser unidos en su amor.

Un mensaje que leí de un pastor decía que es malo ser partidista o muy aficionado a algo, porque lo que pasa en nuestra mente es que dejamos de ser objetivos y vemos solo lo malo en nuestro “adversario” y solo lo bueno en nuestro partido o equipo. Hay que apoyar en prudencia y votar en prudencia pero hay que recordar que el amor es más importante que nuestras pasiones.

En amor damos testimonio de Cristo, no en apoyar partidos o equipos. Las peleas no son de Dios, Dios es un Dios conciliador. No importa quien gane o pierda Cristo no cambia y siempre gana. No hagamos perder a nuestro testimonio cristiano siento partidistas, sin objetividad, dejando de mostrar humildad, amor y misericordia. Dios nos llama a cordura y a controlar nuestras pasiones terrenales. Que el amor de Dios sea contigo.       




-

No comments: