Wednesday, September 25, 2013

El precio de la desobediencia

plan de dios en tu vida

Imagínate que tienes un padre maravilloso, que sabe bien que es lo mejor para ti y esta dispuesto a hacer todo lo posible porque lo tengas, para que tengas lo mejor para ti. Este padre es todopoderoso, infinitamente sabio, infinitamente amoroso, infinitamente perdonador. Este padre quiere que tengas solo lo mejor.

Una historia triste

Ahora imagínate que una hija o hijo de ese padre tan maravilloso no comprende ni su amor, ni su poder, ni su sabiduría. No lo comprende por muchas razones y en un acto de rebeldía no acepta la ayuda de su padre y en lugar de seguir su guía hace lo que desea y ...... comete errores muy difíciles de corregir.

El padre trata y trata de corregir el camino del hijo o hija una y otra vez. Pero por más que el padre trata la hija o hijo no desea escuchar y toma otros caminos que no lo conducen a su mejor vida o destino sino al contrario a una vida de más dolor y frustración.

Es una historia trágica pero muy real y nos pasa a muchos en diferentes áreas de nuestras vidas.

El padre perfecto

Ese padre todo amor y sabiduría es Dios. El precio de la desobediencia, de no esperar en el Señor, es una vida menos satisfactoria, es dolor, es frustración, es tener y dar menos bendiciones a otros, es una vida que no fue vivida a plenitud.

Entre más grande es la desobediencia más grande será en el futuro la frustración. ¿Por qué sabes una cosa? Tarde o temprano la hija o hijo se dará cuenta que el plan del padre era mejor y que el camino que se tomó no era el mejor. Entonces en muchos casos hay dolor y lagrimas. A veces los errores pueden corregirse pero a veces no.....

no cuando hay un matrimonio que no era el plan de Dios,
no cuando hay hijos fuera de un matrimonio,
no cuando hay crisis financiera, no cuando la carrera falla, el dinero falla y ya es tarde para actuar,
no cuando la salud nos abandona por desobediencia
no cuando el tiempo pasa y las oportunidades se reducen
no cuando vemos el bien que pudimos haber hecho pero no hicimos

Huellas de dolor

El amor del Padre es inmenso y él trata una y otra vez de dirigirnos por el camino correcto pero cuando hay desobediencia, habrán errores y algunos de ello no pueden corregirse sin dejar huellas y hay que cargar las consecuencias de ellos.

Hay muchas mujeres y hombres que se lamentan de haberse casado con la persona equivocada o en el tiempo equivocado, de no haber ahorrado, de no haber dado más amor, de haber hecho más por la obra del Señor o más caridad, de no haber cuidado sus cuerpos sino darse a la gula.

Si pudiera darte un consejo, este seria mi hermano o hermana cristiana: escucha y busca la voz de tu Padre porque él quiere lo mejor para ti. No dejes que tus temores, tus creencias equivocadas basadas en doctrinas que te enseñan o en tu vida previa que no son totalmente verdaderas, el mundo y sus mentiras, tus problemas sicológicos, baja autoestima etc. te alejen del plan grande y maravilloso que Dios tiene para ti.

Sin temor

Escucha y no temas que Dios cree en ti más de lo que crees tú misma, Dios te ama más de lo que te amas ti mismo, Dios te conoce mejor de lo que te conoces ti mismo, Dios sabe más de lo que tú sabes. No temas, prueba a Dios en lo poco y veras como es un Dios de amor y fidelidad y así aprenderás a confiar en Dios en las cosas más importantes de tu vida.  

El mejor plan

Dios tiene el mejor plan para ti. Tú le puedes dar ideas y presentar tus deseos pero ora y confía que Dios te ama y te escucha.     



-            

1 comment:

Noemi said...

Es una bendición visitar su blog, un afectuoso saludo desde El Salvador Centroamérica.
Mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com