Monday, November 04, 2013

Oración con fe

Crees en el poder de la oración, has orado incesantemente por algo y lo haz recibido o se te ha negado. Crees que Dios escucha a sus hijos cuando claman a él.
  
Las personas cristianas oramos. Oramos cuando damos gracias, oramos cuando tenemos necesidades, oramos cuando sentimos la necesidad de hacerlo y cuando se nos presenta la oportunidad como cuando estamos en la iglesia.

La oración tiene poder, esto es lo que se nos ha enseñado. Probablemente Dios escucha a muchas personas, aun a aquellas que no lo conocen bien, porque es un Dios de amor. Pero a veces oramos por cosas que no son lo mejor para nosotros o cosas que no nos pertenecen.

Entre el NO y el SI

Dios escucha las oraciones. Pero tal como los padres no pueden satisfacer todos los caprichos de sus hijos, Dios no puede satisfacer todos nuestros caprichos o antojos porque no siempre son lo mejor para nosotros, para la fe de la humanidad y para la obra de Dios. Hay oraciones que reciben un SI y son las más comunes, casi siempre Dios nos la lo que pedimos, pero en ocasiones hay NOs y estos duelen pero a veces son necesarios.    

Cuando la respuesta de la oración es NO a veces dudamos de Dios, dudamos que si Dios nos escucha, nos cuestionamos seria que Dios no me escuchó porque soy mala etc. Hermano, hermana:

Dios te ama y te escucha. Esto lo dice la Biblia claramente y en varios lugares
Dios perdona a sus hijos, si eres cristiana solo tienes que pedir perdón y ya estas perdonada, no eres mala, no tienes que hacer esto o aquello para ganar el favor de Dios. Lo que pasa es que Dios dijo que NO y hay que confiar que ese NO es lo mejor. 

La Biblia dice que hay que orar con fe. Y Cristo dice que con la fe de un niño.

La fe de un niño

¿Cómo es la fe de un niño? Inocente, ¿verdad? Es una fe que no cuestiona, que no se complica. Si empezamos a analizar ¿me escuchará Dios a pesar de esto o aquello? Estamos dejando la fe del niño. Si Dios quiere que cambies algo Dios te lo revelará, pero tú inicialmente pide perdón y pide con la fe inocente de un niño.

Tus ideas contra tu fe

Mi culpa

Hay religiones que enseñan a sentir culpa, seguramente lo hacen con buenas intensiones, pero la culpa es contraria a la Biblia. La Biblia dice que somos redimidos en Cristo, no tenemos que sentir culpa, tenemos que sentir fe. Los sentimientos de culpa hacen que no ores con fe porque la persona se considera inmerecedora de la gracia de Dios, y todos somos inmerecedores pero en Cristo, Dios promete escucharnos y ayudarnos. 

Mis inseguridades

Nuestras propias inseguridades se reflejan en como percibimos el poder de la oración. Tu Dios no tiene inseguridades, tu Dios no esta viendo tus inseguridades, te esta viendo a ti y lo que puedes ser Cristo si lo dejas actuar. No escuches tus inseguridades cuando estés orando por ejemplo “soy fea” “soy vieja” “no soy inteligente” “soy pobre” Dios no te ve de esta forma, tú tienes un padre de poder y amor.          

El ejemplo

A veces creemos que Dios es un mal padre porque este es el tipo de padres que conocemos. Pero Dios no es humano, Dios es el padre perfecto y te ama y te acepta y te ayuda y te guía y te escucha.

Temor

Muchas personas tienen temor de hablar con Dios. El temor no es algo bueno y es totalmente opuesto a la confianza que Dios quiere que le tengamos. No temas y habla con Dios.  

Debido a nuestras ideas falsas es que necesitamos la fe de un niño para orar. Ora y pide que Dios escucha y en la mayoría de los casos dice SI. Y cuando recibas un NO, confía en que nuestro amoroso Padre sabe porque te dijo que NO.     







-

No comments: