Friday, January 06, 2017

Cuando los cristianos no somos perfectos


¿Eres perfeccionista? ¿Te das latigazos cuando haces algo mal? Yo me exijo mucho a mi misma y a veces olvido que solo soy humana. Menos mal que Cristo nos conoce bien y sabe nuestras limitaciones, menos mal que Cristo es amor puro con paciencia infinita.

Imagínate si tú o yo fueras las encargadas de juzgar a la humanidad, seguramente ya hubiéramos acabado con el mundo.  No quedaría un humano en pie y probablemente ninguna señal de vida en el planeta.

En su gracia

El perfeccionismo no es de humanos, pero se nos olvida. Es bueno tener altos estándares, pero no hay que creer que porque en algún momento no somos perfectos algo esta terriblemente mal con nosotros.

La vida continúa y el perdón de Dios está siempre disponible si nuestro corazón lo busca. El problema es cuando el corazón no lo busca, ya sea porque nos auto justificamos o porque hemos perdido la fe. En ocasiones yo creo que también se debe a nos dejamos engañar por el enemigo, quien nos dice eres muy malo, Dios no te escucha, ya no lo busques. Mientras sintamos el deseo de acercarnos a Dios es porque Dios esa allí por nosotros, esperando que pidamos perdón.

A veces nos damos latigazos no por el pecado sino porque queremos hacer mucho y no podemos, porque queremos ser perfectas y no podemos. En estos casos el pedir sabiduría a Dios puede ser una excelente idea. Hay que recordar que tenemos que amarnos a nosotros mismo y vernos con ojos de amor, con los ojos de amor que nos ve Dios.

Ilusión

El perfeccionismo tiene muchas causas, pero sus consecuencias siempre son negativas porque el darnos latigazos aumenta la inseguridad personal. 

El perfeccionismo no existe y en esta tierra no podemos alcanzarlo. A veces nos equivocaremos, cometeremos errores y hasta pecaremos, a veces pagaremos por estos errores, pero Dios nos sigue amando y nos da oportunidades. Los errores y las fallas si se reconocen y se aprende de ellas son oportunidades para crecer.  Jesús te ama tal y como eres y espera no que seas perfecta sino que lo escuches y seas amorosa.             

No comments: