Thursday, May 07, 2009

Quejándote del trabajo




Hace poco veía un video de Steve Jobs el creador de las empresas Apple y Pixar. En el video Steve decía algo que él ha repetido varias veces refiriéndose al trabajo: haz algo que ames, haz algo por lo que tengas pasión para alcanzar el éxito.

Este es un tema muy grande en USA “encuentra tu pasión, encuentra el trabajo que te guste, si el trabajo te gusta todo será más fácil y tendrás más éxito”. Hay muchos libros escritos al respecto y seminarios. Yo estoy de acuerdo hay que hacer algo en lo que somos buenos, que nos guste y hacerlo bien. Pero hay varios problemas con esto:

1- La mayoría de la gente no sabe cuál es su pasión o por lo menos le toma muchos años descubrirlo. Yo admiro a las personas que desde chicas saben lo que quieren hacer el resto de su vida.

2- En Latinoamérica hay otro problema, los trabajos no abundan y hay que cuidarlos.

3- En los trabajos casi siempre se empieza desde abajo, a menos que seas la dueña o hija de la dueña, y al principio todo es más difícil.

4- A veces el temor no nos deja disfrutar de nuestro trabajo. Nuestra vida personal toma un lugar más importante que la profesional y reflejamos nuestra falta de satisfacción personal en el trabajo.

5- Nuestras inseguridades nos crean problemas laborales con compañeros de trabajo.


Como cristianos nuestra situación es diferente. Podemos con mas facilidad encontrar un trabajo en el que podamos ser exitosos y nos satisfaga porque:

1- Dios nos guía
Tenemos fe en él, no estamos solos tratando de identificar lo que nos apasiona. Dios nos dará sabiduría especialmente si se la pedimos. Recuerda lo que dice la Biblia “sin visión el pueblo perece” hay que pedir visión y sabiduría. Estas llegarán a nuestra vida pero puede ser que Dios nos enseñe lecciones importantes antes de llegar al trabajo que más guste. La paciencia también es importante y es un fruto de espíritu.

2- Actitud de agradecimiento
Cuando le damos gracias a Dios por todo lo que nos da, esto incluye el trabajo y lo que acontece en este. Recuerdo cuando conseguí mi primer trabajo en USA, estaba tan contenta y por varios años nunca me queje aunque era muy duro. No me queje porque estaba encantada y agradecida de vivir en USA y saber que semanalmente recibía dinero. No me importaba el hecho que siendo una profesional universitaria estuviese haciendo un trabajo tan chico.

Si damos gracias y mantenemos nuestra mirada en lo que es importante disfrutaremos del trabajo aunque este no sea el ideal para nosotros. Esto no significa que no seguimos buscando algo que nos guste, significa que mientras lo encontramos también seremos felices y exitosos.

3- A veces cuando probamos algo por primera vez no nos gusta pero poco a poco nos va gustando y lo mismo puede suceder si le damos una oportunidad a cualquier trabajo decente.

Que Dios te bendiga


-

No comments: