Tuesday, June 30, 2009

La vida terrenal no es eterna



Recientemente murieron dos grandes ídolos de mundo pop: Michael Jackson y Farrah Fawcett. Cuando Michael era más famoso, en los tiempos de Thriller, yo no escuchaba música popular solo cristiana o clásica. En mi iglesia no se permitía.

Sin embargo cuando tomaba autobuses o en casas de mis amigas era imposible evadir las famosas canciones del disco que contiene Thriller. Tengo que confesar que me gustaba la canción y en general muchas de las canciones de Michael. Cuando cambie de iglesia y pude escuchar música pop, la cual yo no considero mala o al menos no toda es mala, Michael era uno de mis cantantes favoritos.

Su repentina muerte me sorprendió. La muerte de Farrah Fawcett no me sorprendió pero me dolió. Cuando era niña ya Farrah no estaba tan de moda pero me hice el corte de pelo que Farrah popularizó y me encantaba.

La muerte siempre esta acechando, a veces olvidamos que los problemas que nos agobian y nos oprimen, los sueños que tanto anhelamos y los asuntos que nos quitan el sueño podrían ser historia en cualquier momento. Por eso la Biblia dice que hay que vivir cada día. Si no vivimos cada momento o cada día estamos desperdiciando momentos de nuestra vida. Es importante vivir la vida para la cual Dios nos llama y vivirla a plenitud con pasión y amor siendo sal y luz.

Esto no significa que debemos ser conformistas, al contrario pero significa que tenemos que vivir nuestra fe para enriquecer nuestra vida y la de las personas que nos rodean.

La muerte de Michael nos hace pensar que la fama, el dinero y los amigos falsos no evitan la soledad.


-

Friday, June 26, 2009

Cristianos y divorcio


Ha habido debate en USA acerca del porcentaje de divorcios en evangélicos y grupos fundamentalistas. Según un estudio el porcentaje de divorcios en este grupo es mayor que en la población en general.

El estudio por supuesto esta bajo debate, pero parece ser más o menos correcto. Sin embargo la gente en las iglesias pentecostales o evangélicas no se divorcia por efecto de la religión sino los mismos factores de la población en general.

Según un estudio las parejas que se cansan (en USA) cuando tienen menos de 25 años tienen un mayor porcentaje de divorcio. En las iglesias pentecostales y evangélicos los matrimonios a esta edad son más comunes que en la población en general. Este seria un factor a tomar en cuenta.

Luego tenemos educación e ingreso, las personas con mas educación e ingreso se divorcian menos. En las iglesias pentecostales y evangélicas en USA may mas personas con menores grados educativos y menor ingreso.

Nota que estamos hablando de pentecostales y evangélicos no de protestantes en general o católicos donde las tasas de divorcio son menores. Tristemente las tasas de divorcio entre personas declaradas ateístas son menores que las de los evangélicos.

Estadísticas no muy alentadoras pero ciertamente algo para pensar y ver como podemos mejorar.