Friday, October 16, 2009

Porque estoy agradecida hoy


Anoche mi esposo se levantó al baño. Después de unos segundos me despertó porque una de las luces del piso de abajo en mi casa estaba encendida. Yo le dije medio dormida debe de ser que olvidaste apagarla, él me contestó no, me acuerdo perfectamente bien que apague todas las luces. Para entonces estaba abriendo la puerta del cuarto y saliendo al pasillo.

Yo le llame y le dije que cerrara la puerta y entrara al cuarto pues si había un ladrón en la casa lo ultimo que queríamos era que nos causara daños personales. Fue difícil contenerlo él quería bajar y revisar todo. Finalmente lo convencí y nos quedamos callados un buen rato tratando de determinar si había un intruso en la casa. Toda la casa estaba en silencio al igual que la calle. No había intruso, tratamos de dormir pero fue difícil recobrar el sueño.

Finalmente llego la mañana, con la luz y nos levantamos y todo estaba en orden, no había ladrón. Sencillamente mi esposo olvidó apagar la luz. Fue una noche de nervios. En la mañana le di gracias a Jesús por protegerme como se las doy a menudo, pero esta mañana las gracias fueron más intensas.

Dios nos protege constantemente, nos protege de nosotros mismos y del exterior tanto a nivel físico como emocional y espiritual. Gracias señor por tu protección a cada momento, gracias por tu amor, gracias por tu bondad, gracias por amarme.

Salmo 91
Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;
Mi Dios, en quien confiaré.
3 El te librará del lazo del cazador,
De la peste destructora.
4 Con sus plumas te cubrirá,
Y debajo de sus alas estarás seguro;
Escudo y adarga es su verdad.
5 No temerás el terror nocturno,
Ni saeta que vuele de día,
6 Ni pestilencia que ande en oscuridad,
Ni mortandad que en medio del día destruya.

Esta es la canción de Juan Luis Guerra “Las avispas”





-

Thursday, October 08, 2009

Malos ratos


Hace poco murió una muchacha por quien he estado orando. Me dio mucho pesar especialmente por su madre. Yo no las conozco, son amigas de una amiga.

Cuando una persona joven muere es difícil entenderlo o cuando las oraciones de una madre que estaba en ayuno y oración no se contestan con un sí. Hay ocasiones en las que no entendemos la voluntad de Dios.

Dicen que Dios tiene tres respuestas a nuestras oraciones:

Aun no es tiempo, espera

Tengo un plan mejor para ti

Cuando alguien querido muere es difícil aceptar dos de estas respuestas. Es difícil confiar en que Dios tiene un propósito con su decisión y un plan mejor que el nuestro. Como Cristianos en estos momentos debemos de sentir que aunque no entendemos, aunque no nos gusta, aunque nos cause rabia (yo creo que nos podemos expresar con Dios porque Jesús lo sabe aunque no se lo digamos), aunque nos cause la tristeza más grande, aun con estas y otras cosas Dios nos ama y esta con nosotros.

Hay decisiones de Dios que no entenderemos, pero si nos movemos en fe tenemos que confiar que Dios esta en control, Dios es un Dios de amor y su plan es el mejor.

El aceptar el plan de Dios no significa que no nos expresaremos, que no sentiremos el dolor o que no podemos deprimirnos y dudar. Dios tiene paciencia. En estos casos lo mejor es expresarnos y no guardar estos sentimientos porque van a salir de alguna forma y nos pueden dañar.

Si estas pasando un mal rato debes de saber que Dios esta contigo, te ama y te entiende.


-