Tuesday, May 10, 2011

Si algo no funciona cámbialo


Imagínate que compras un aparato eléctrico, llegas a la casa y encuentras que no
funciona. Que haces:

Empiezas a darle vueltas para ver si funcionas
Llamas a todas las amigas que puedes y les cuentas
Empiezas a llorar,”porque me pasa esto a mi”, etc.
Empiezas a orar, Señor por favor haz que funcione
Llamas a amigos para que te ayuden
Te vas a la tienda y lo cambias

Donde yo vivo lo más facil es ir a cambiarlo a la tienda. No hay que molestarse con todo lo demás.

Imagínate que haces todo lo anterior, tratas de arreglarlo  y el aparato no funciona y no te lo cambian en la tienda. Que haces ahora:

Lo tiras
Lo vendes a un pobre inocente
Te das por vencida y compras otro
Aunque no tienes espacio lo guardas por si acaso ocurre un milagro y llega a funcionar
Lo pones en un lugar visible y todos los días oras y pruebas a ver si hoy funciona
Empiezas a ahorrar para comprar otro y tratas de venderlo diciendo la verdad a alguien que lo pueda usar o te deshaces de él como puedes.

A veces queremos que algo que no funciona funcione. Por ejemplo adelgazar sin hacer cambios a nuestros hábitos diarios, mejorar las relaciones interpersonales haciendo lo mismo que hemos estado haciendo y ya sabemos que no funciona etc. ¿No crees que lo más facil es probar algo nuevo?

Si lo que estas haciendo no funciona, cámbialo. Muévete en otra dirección. A veces oramos pero no escuchamos que Dios ya nos habló poniéndonos otras posibilidades frente a nosotros.

El rapero Russel Simmons en un libro que promueve el hinduismo y budismo y que no recomiendo da un buen ejemplo:

“Si alguien va en un tren y se da cuenta que tomó el tren equivocado, la reacción más lógica es cambiar de tren tan pronto como sea posible. Para lograr tomar el tren correcto”.

Nadie con sentido común seguiría en el mismo tren y le pediría a Dios que por favor cambie la dirección del tren para llegar a donde él quiere ir. Lo mismo pasa en la vida si lo que estamos haciendo no funciona hay que orar y buscar otras formas de hacerlo para lograr lo que deseamos. Esto a veces requiere cambios pero la Biblia dice:

“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”     

1 comment:

Anonymous said...

Es cierto... nos cuesta tanto dejar el hombre viejo, desconociendo que el hombre nuevo viene corregido.
Saludos.