Monday, December 02, 2013

La lección de la semana: Lo que puede cambiarse


mono, chimpance,
Esta semana aprendí varias lecciones, pero una que me llegó en uno de esos momentos de inspiración fue: el chimpancé aunque se vista de seda chimpancé se queda.

La frase anterior básicamente dice que la naturaleza misma de la persona no puede cambiarse. Por ejemplo:

Una persona de baja estatura con tacones altos. La persona se ve un poquito más alta pero sigue siendo una persona bajita.

Pero la razón por la que aprendí lo anterior es porque ha veces queremos cambios en nuestra vida pero no cambiamos lo que debemos. No cambiamos lo importante, sino cositas chiquitas, cosméticas que en realidad no tienen un efecto profundo.

Por ejemplo una persona sin educación y sin valores buenos como integridad, honradez y amor. Si esta persona trabaja mucho, gana dinero y se compra perfumes caros y ropa bonita. Esta persona cambió por fuera pero en realidad es la misma persona sin educación ni valores solo mejor olorosa y arreglada.

Los seres humanos podemos cambiar mucho, hay pocas cosas que no podemos cambiar y son mayormente parte de nuestro cuerpo. Pero para que haya un cambio duradero y real hay que cambiar lo importante, lo fundamental, el núcleo, lo que traerá grandes resultados. Si solo cambiamos cosas chicas esto en lugar de ayudar causa tardanza y hasta perdida en nuestro crecimiento personal y en alcanzar la felicidad.

El verdadero problema

Te doy un ejemplo: una amiga en la universidad sacaba muy malas notas. Cada semestre se proponía estudiar más y mejor y lo hacia, pero los resultados sobre todo en el área físico-matemática, no se notaban. Después de varios semestres se cambio de ingeniería a periodismo y sus notas subieron sin estudiar ni la mitad de lo que hacia antes. La moraleja no es que periodismo es más facil que ingeniería sino que mi amiga no tenia aptitud para matemáticas. Los cambios de cómo y cuanto estudiaba no tenían mucho efecto porque ese no era el problema.

Cuando quieras un cambio que tenga efecto pídele ayuda a Cristo, pide sabiduría y acuérdate que el Señor nos manda mensajes de varias formas como através de otras personas y a veces cuando oramos. Actúa en esta sabiduría y acuérdate que a veces no queremos escuchar las lecciones, pero si lo hacemos la vida se vuelve más facil.

Entre lo importante y lo urgente

Cuando planifiques metas o escribas tus listas de que hacer para cada día tomate unos momentos para orar y pídele a Cristo que te ilumines para que cada día hagas lo importante y no solo lo urgente, que el corre-corre de cada día  no te impida ver tu camino en la vida  y que su luz te llene y brille en ti. Gloria al Señor.    


Foto 1
-

No comments: