Friday, June 08, 2012

Reflección en el salmo 91


El salmo 91 es uno de los salmos favoritos de muchas personas, probablemente el segundo favorito después del salmo 23. Tiene un mensaje muy bonito y te invito a reflexionar en sus primeros versos.

Yo me he memorizado los primero 6 versos porque lo repito para controlar el tiempo cuando me lavo las manos (para que queden limpias se debe de estregar el jabón por 20 segundos). 

Leamos los primeros 6 versos de este salmo en la versión Reina Valera 1960:

1-  El que habita al abrigo del Altísimo
Morará bajo la sombra del Omnipotente.





2-  Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;
Mi Dios, en quien confiaré.


Notas: Como sabes los reyes de la antigüedad usaban los castillos para estar protegidos, porque habían otros reinos que deseaban invadirlos. El castillo con sus grandiosas paredes fortificadas los protegía. Así Dios protege a los creyentes y por esta razón no necesitamos temer. Nuestro castillo es poderoso.   

3-  El te librará del lazo del cazador,
De la peste destructora.


Notas: Hay muchas pestes destructoras, incluyendo epidemias que atacan el cuerpo y otras que atacan nuestra mente y corazón. El señor promete librarnos de la peste destructora. Algunas versiones de la Biblia dicen que "Dios te libra de trampas escondidas". El lazo del cazador tiene el mismo significado, el lazo es una trampa para apoderarse de ti. 

¿Cuáles son las pestes a tu alrededor de las que necesitas que Dios te libre?  No temas Dios te libra ya sea que las conozcas o no.   

4-  Con sus plumas te cubrirá,
Y debajo de sus alas estarás seguro;
Escudo y adarga es su verdad.


Notas: El escudo protege, la adarga es otro tipo de escudo en forma diferente.  Otra versión de la Biblia dice: ¡Su fidelidad te protegerá como un escudo!

Como sabemos las aves protegen a sus crias cubriendolas con sus alas. Así nos cuida nuestro salvador.  Dios nos da seguridad, él es nuestra seguridad.  

5 -  No temerás el terror nocturno,
Ni saeta que vuele de día,


Notas: La saeta es una flecha, ya sea de arco o de lanza. Alguien podía atacar de día con una flecha. Las flechas tienen la ventaja de no hacer ruido y es difícil identificar el lugar exacto del que provienen.

El terror nocturno es algo difícil de imaginar para alguien que no ha vivido en una zona solitaria y sin electricidad. Si has campado en la montaña estarás más familiarizado con esto. El hombre siempre ha temido a la oscuridad. En tiempos sin electricidad la oscuridad era muy temida porque no podemos ver los peligros en la noche.

Era en la noche cuando llegaban los ladrones porque la oscuridad los protegía. Los animales nocturnos tenían ventaja sobre los hombres, animales como leones que podían atacar. Por esta razón hay tantas historias de fantasmas y espantos que solo salen de noche. Había temor a la oscuridad misma. Dios nos protege de día y de noche, en la luz y en la oscuridad, nos protege de lo que sabemos y de lo que ignoramos.       

6- Ni pestilencia que ande en oscuridad,
Ni mortandad que en medio del día destruya.    

Es maravilloso tener un Dios que nos protege básicamente de todo peligro a nuestro alrededor. Claro que esto no significa que nos metemos al peligro para probar a Dios. El sentido común debe de prevalecer. Todas estas promesas son como lo declara el primer verso de este salmo:

Al que habita al abrigo de Dios.
Sino se habita al abrigo de Dios nos exponemos al peligro, nos salimos de la fortaleza.


   
Foto: Las ruinas de Masada


-

6 comments:

Anonymous said...

muy bonita meditación. Dios te bendiga.

Anonymous said...

amén

Anonymous said...

amén

carnet manipulador de alimentos said...

amén

Anonymous said...

es una emergencia que nesesito de la protection del SENOR

Anonymous said...

Amén