Tuesday, July 31, 2012

La paz en nuestra vida


La palabra paz es muy usada en la Biblia. Nuestro salvador y redentor Jesucristo la usa como era la costumbre en su tiempo como un saludo: paz, Shalom. Sabes que la paz y el sentirnos completos van de la mano. 

En Juan 14:27 leemos: Reina-Valera 1960
“La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo”

En la traducción de la Biblia en ingles The Message este verso dice “Los estoy dejando bien y completos y ese es mi regalo para ustedes. Paz. ” (mi traducción del ingles).

Qué es paz
Según el diccionario en este caso de Wikipedia paz es: La palabra paz deriva del latín pax. Es generalmente definida, en sentido positivo, como un estado a nivel social o personal, en el cual se encuentran en equilibrio y estabilidad las partes de una unidad, y en sentido negativo, como ausencia de inquietud, violencia o guerra.

Qué es Shalom
Shalom (en hebreo שָׁלוֹם ) es una palabra hebrea que significa  paz, integridad y bienestar. Puede interpretarse como el estar en paz, completo y en perfección.  

En Israel, Shalom se utiliza como saludo: hola y adiós y es la traducción de nuestra palabra PAZ.  Puede ser “paz entre dos entidades, sobre todo entre el hombre y Dios o entre dos países, o paz en sentido de bienestar, el bienestar o la seguridad de un individuo o un grupo de individuos. (fuente Wikipedia)

La paz sea contigo, hoy y siempre. Shalom

Algunos dichos sobre la paz.
  • La paz comienza con una sonrisa
    Madre Teresa de Calcuta
  • Cuando el poder del amor supere el amor al poder el mundo conocerá la paz
    Jimi Hendrix
  • Dios no puede darnos felicidad y paz fuera de sí mismo, porque no existe. No hay tal cosa.
    C. S. Lewis
  • La paz no es ausencia de conflicto, es la capacidad de manejar los conflictos por medios pacíficos.
    Ronald Reagan
  • La paz no se puede mantener por la fuerza, sólo puede lograrse mediante la comprensión.
    Albert Einstein
  • Por cada minuto que permaneces enojado renuncias a sesenta segundos de paz en tu mente.
    Ralph Waldo Emerson


Foto: Wikipedia

Friday, July 27, 2012

Lloviendo en la fe



Cuando todo va bien o medio bien es facil tener fe. Pero cuando oramos y oramos y oramos y ayunamos y volvemos a ayunar y cada día tenemos fe y esperanza y los días pasan y pasan y pasan y seguimos orando y orando y nuestras oraciones parecen no ser respondidas, nuestra alma empieza a desfallecer.

¿Qué hacer en momentos así?

NO hay una respuesta que se ajuste a todas las situaciones, pero en mi vida sé que Dios no abandona a sus hijos.

Yo he visto la mano de Dios en mi vida de formas inesperadas. En una ocasión me había quedado sin dinero cuando era estudiante, vivía en otra ciudad lejos de mis padres. Me iban a enviar dinero mis padres pero ese día no tenia nada que comer. ¿Y que crees?

Me encontré dinero en una bolsa en la calle. Por tontería empecé a jugar con una bolsa de papel que estaba cerca de un basurero en la calle, le di patadas como si fuera pelota. De repente me dio curiosidad y aun con asco la levante, la abrí y de ella saque otra bolsa plástica con el equivalente en pesos en aquel tiempo a unos US$10.00. Suficiente dinero para comer y guardar.

Si bien es cierto que fui desplazada de guerra, sufrí terremotos, huracanes, el divorcio de mis padres, balas casi sobre mi cabeza cuando era estudiante, pobreza y accidentes cuando llegue a USA,  también es cierto que Dios me guardó y me proveyó.      

Oh!!! Paciencia, confianza y más paciencia

La verdad es que hay que tener paciencia y seguir teniendo fe. En algunos casos la respuesta va a ser NO. Este temido NO para mí ha sido el caso en varias ocasiones pero Dios me dado algo mejor en lugar de lo que yo pedí por eso hay que tener confianza en Dios porque Dios no nos falla.

Yo he tenido NOs muy duros como los hemos tenido muchas personas cristianas pero Dios no nos ha abandonado y en la mayoría de los casos nos dice que si. Entender un No de Dios tampoco es facil y a veces nos molestamos en Dios, es normal y hay que pedirle sabiduría para superar este tiempo.  

Al tener fe, paciencia y confianza lo que estamos haciendo es dándole nuestra carga a Cristo y llevando su carga en lugar de la nuestra. Esto no siempre es facil, y entre menos le demos la carga al señor más difícil es para nosotros.  Es difícil darle la carga a Dios porque no le tenemos confianza total.

A pesar que a veces las nubes y la lluvia no nos dejan ver el sol, el sol está allí todo el tiempo aun de noche. Así es Dios, aunque a veces no lo vemos él está allí todo el tiempo.

Cuando la prueba llegue a tu vida recuerda como Dios te ha ayudado siempre y esto te ayudara a tener fe, confianza y paciencia. Y como dijo Churchill: Es mejor ser optimista porque el pesimismo no ayuda.  





-

Thursday, July 19, 2012

Orando cuando no queremos orar


Es difícil aceptarlo pero en ocasiones tenemos problemas orando, no nos dan ganas, no tenemos tiempo, lo dejamos para después, nos da sueño cuando oramos etc. Una forma de solucionar lo anterior es:

Poner un horario sencillo. Por ejemplo orar por X minutos antes de irnos al trabajo, inmediatamente después de salir del baño, antes de levantarnos, mientras desayunamos, antes del almuerzo etc.    

Si no nos salen las palabras se pueden tener puntos de oración: por nuestra familia, nuestro hogar etc. o se puede sencillamente orar lo recomendado por Jesús mismo: El padre nuestro.

Si nos forzamos poco a poco se convierte en habito y poco a poco podemos si deseamos orar por más tiempo.

La oración trae paz, seguridad y gozo a nuestra vida. No tiene que ser ritualística pero si nos gustan los rituales puede serla. Lo más importante es orar, porque le agrada a Dios y nos ayuda mucho a nosotros.
   

Foto: http://www.flickr.com/photos/avinigavs/4641057934/sizes/z/in/photostream/

Friday, July 13, 2012

Depresión, cristianos e iglesias

 
Hace mucho tiempo escribí sobre la depresión y el cristiano y es una de las notas más populares en este blog y de la que recibo más mensajes, y por eso quiero volver a hablar del tema de la depresión y el cristiano.

La depresión no es solo estar triste. Todos tenemos tiempos de tristeza, la depresión es una enfermedad, la tristeza es una emoción.   

Algunas personas creen que los cristianos somos inmunes a la depresión y que al estar en Cristo tenemos gozo, pero este no es el caso. El gozo es un fruto del Espíritu Santo, hay que sembrarlo, cuidarlo y cosecharlo. 

En algunas iglesias se cree que la depresión es que un demonio esta trabajando y personalmente creo que puede ser no lo es siempre.

¿Qué es la depresión?

La Asociación Americana de Psiquiatría ofrece los siguientes criterios para diagnosticar la depresión:

La depresión crónica se diagnostica cuando un adulto tiene uno o ambos de dos síntomas principales y cuatro o más síntomas secundarios durante al menos dos semanas.

Síntomas principales:
1-    Estado de ánimo deprimido (tristeza, ánimos bajos etc.)
2-    Falta de interés

Síntomas secundarios
Cuatro o más de los siguientes síntomas:

  1. Sentimientos de inutilidad
  2. Sentimientos de culpa inapropiada
  3. Disminución de la capacidad de concentrarse
  4. Disminución de la capacidad de tomar decisiones
  5. Fatiga
  6. Agitación psicomotora (intranquilidad, ansiedad,  no puede estarse quieto)
  7. Retraso psicomotor, estan inactivos (sólo sentados o acostados)
  8. Insomnio (falta de sueño) o hipersomnia (dormir demasiado)
  9. Disminución significativa de peso o apetito
  10. Aumento significativo de peso o apetito
  11. Pensamientos recurrentes de muerte o ideación suicida.

Otros síntomas
Además de estos síntomas hay otros que aunque estan captados en los anteriores requieren más explicación como:

  1. Irritabilidad constante 
  2. Llorar con facilidad
  3. Sentirse confundido e inseguro 
  4. Sentirse solo
  5. En los Cristianos algunas personas sienten temor a Dios, en el sentido que pueden creer que Dios los quiere probar y quieren huir de Dios para evitarlo.
  6. Abandono a Dios por el temor anterior y sentir que “Dios no me ama, no le intereso, no me escucha” 
  7. Sentirse alejado de Dios
  8. Fobias, incluyendo miedo a la muerte y al infierno
  9. Nuevas adicciones por ejemplo video juegos, compras etc. usadas como escapismo
  10. Tristeza constante y ganas de llorar
  11. Bajo libido
  12. Abundancia de pensamientos negativos

Causas de la depresión
Hay muchas causas para deprimirse algunas son internas como cambios hormonales (embarazo, parto, periodo, medicinas de fertilidad, menopausia, estrés) y otras externas como estrés y problemas grandes en la vida como la muerte de un ser querido, un divorcio, la ruptura de un noviazgo, un problema profesional etc.

El uso de algunas medicinas y drogas puede llevar a la depresión. En las mujeres las píldoras anticonceptivas pueden causar desbalances hormonales que pueden causar depresión.   

Algunas enfermedades pueden tener como consecuencia secundaria ataques de depresión.

Una de las causas más sorprendentes son algunas alergias, no es algo común pero se da. El trigo y la leche son algunos de los alimentos que pueden producirla en caos extremos.

Contaminación ambiental
Algunos contaminantes del medio ambiente o químicos que usamos diariamente puede causar cambios hormonales que puede afectar nuestros ánimos. 

Las hormonas y la depresión   
Todo lo que afecta las hormonas puede afectar las sustancias serotonina y melatonina que son en gran parte responsables por la depresión. Por esta razón nuestra alimentación puede estar relacionada con la depresión. Una alimentación rica en azúcar es muy mala para las personas con tendencia a deprimirse porque crea desbalances hormonales. 

El estrés y la depresión
El estrés afecta mucho las hormonas y por lo tanto puede contribuir a la depresión.

Causas sociales
Algunos expertos estan estudiando las posibles ligas entre la depresión y los cambios sociales. Especialmente porque las personas que estan solas son propensas a la depresión y en la sociedad actual tendemos a desligarnos de los grupos familiares y de amigos ya sea por falta de tiempo, nuestras carreras o apatía.  

Depresión y pecado
Algunas iglesias creen que algunos pecados pueden traer depresión. Esto es posible porque traen estrés y abren la puerta del enemigo. Pero no es la única causa y hay que tener cuidado con esto porque el sentirse culpable atrae depresión por si mismo y el creer esto puede ser una simplificación de la enfermedad y evita el encontrar la verdadera causa y la solución del problema. 


Que hace el cristiano si esta deprimido
Si crees que estas extremadamente deprimido busca ayuda. Pero la ayuda no tiene que ser solo medicina, la medicina es como un empujón para recuperar fuerzas y hacer cambios con la ayuda de un terapeuta, tu pastor o guía religioso y tú mismo. Te doy algunos consejos que son también para personas con depresión ligera pero busca más información.

Si te sientes un poco deprimida puedes hacer lo siguiente:
  • Haz ejercicio. Toma una clase que te guste, no tiene que ser ni larga ni canzona o sal a caminar. El ejercicio es importante porque elimina estrés y según estudios ayuda tanto como algunas medicinas.
  • Ve al salón de belleza y hazte un cambio de corte o algo para sentirte mejor contigo mismo. Las personas deprimidas se descuidan de su imagen.
  • Trata de rodearte por personas positivas y aléjate de las negativas o que te hacen sentirte mal.
  • Lee chistes todos los días para reírte
  • Empieza algo nuevo, alguna manualidad o deporte o algo sencillo que no traiga estrés.
  • Si puedes come de forma más saludable
  • Ora todos los días y si puedes lee la parte del salmo 23 sobre la depresión en el libro “La Siquiatria de Dios” El resto del libro no es muy bueno para muchas personas, es un libro viejo, es solo una reflexión en el salmo 23 que la puedes hacer aun sin el libro. Hazla la reflección de 3 a 5 veces al día por 5 días consecutivos. Esta reflección es como terapia de imaginación guiada y ayuda mucho.
  • Hay terapias alternas como el masaje, la aromaterapia y la acupuntura entre otras que pueden ayudarte.       


Una vez mejoras trata de orar más, sino puedes concentrarte ora una o más veces al día el Padre Nuestro.

Todos los días escribe en una libreta 5 o más cosas por las que estas agradecida a Cristo ese día. Esto te ayuda a enfocarte en lo positivo de tu vida.

El siguiente paso es descubrir lo que más te gusta y que quieres hacer con tu vida. Puedes preguntarle a Cristo y puedes a la vez buscar en ti misma.    

Otra nota sobre el tema es la depresión y la Biblia










Foto:  http://www.flickr.com/photos/gregglesworth/478431568/sizes/m/in/photostream/




-