Wednesday, July 21, 2004

La salud en la Biblia

El día de ayer disfrute de un día maravilloso, sol y clima cálido raros en Nueva Inglaterra (USA) llenaron mi día.  En la tarde empecé a pintar la baranda de mi cada en unos pocos minutos sentí como mi garganta se cerraba.  No escuche los síntomas de mi cuerpo y continué hasta terminar.  En la noche no puede dormir del dolor en la garganta e irritación en la nariz.
La salud es muy valiosa y es un regalo de Dios.  Podemos perderla en cualquier momento.  Dios se preocupara por nuestra salud y prueba de ello son muchas de las leyes dietéticas del antiguo testamento.  Muchas de las leyes eran para preservar a Israel libre de infecciones y enfermedad.  Un ejemplo es: El antiguo testamento indica como se debe tratar a los cadáveres y como las personas que los tocan deben de limpiarse.  Aunque pareciera solo ritualistico también tiene grandes beneficios de salud.  En nuestra cultura occidental las leyes del antiguo testamento al ser descartadas por los judíos cristianos nadie las practico y aunque parezca raro la enfermedad se expandía mas entre cristianos que entre judíos.
Uno de los casos más sobresalientes de muertes que hubiesen podido evitarse con solo seguir la guía del antiguo testamente se dio en Francia.  Uno de los países con medicina más avanzada en el siglo 18 y 19.  Resulta que en Paris la tasa de muerte entre mujeres que daban a luz en los hospitales llego un momento en que alcanzo casi el 50%.  Después de muchos años un joven medico resolvió solucionar el problema y estudio lo que pasaba.  Resulta que los médicos no se lavaban las manos entre pacientes o despues de tocar cadáveres y ellos eran los responsables de transmitir infección.  La solución fue simple e inmediata, el hospital emitio ordenes sobre como limpiarse después de tocar cadáveres y antes de tocar a un paciente y aunque parezca extraño muchos doctores de aquel tiempo se burlaron de la solución y querían sabotearla.  Tan pronto como las normas higiénicas se impusieron las muertes entre mujeres jóvenes dando a luz casi se erradicaron.  
Las leyes dietéticas fueron dadas a Israel en un tiempo especifico para un lugar especifico y dejaron de ser el puente a Dios cuando la solución perfecta nos llego en al persona de nuestro salvador y rey Jesús el Cristo (Aleluya).  Sin embargo muchas de las leyes de higiene salvaron vidas y desdichadamente nuestra cultura las olvido y tuvo que redescubrirlas. 
Las leyes ya no son leyes para nosotros pero las enseñanzas si se aplican en nuestro contexto siguen siendo útiles.  No nos referimos a las interpretaciones judías sino a la esencia de las mismas: higiene en todo momento, comer lo que es bueno para el cuerpo no nuestros antojos, escuchar al vos de Dios.  Dios se preocupa por nuestro bienestar y felicidad  y prueba de ello es la Biblia misma.  No tomes tu salud por derecho es un regalo y ponla en manos de Dios.                         

No comments: