Monday, October 01, 2018

Como eliminar la amargura en nuestra vida cristiana

 Esa es una persona amarga. Es una vieja amarga, es un viejo amargo. ¿Seré yo un amargado? Haz conocido a personas amargas o crees que tú tienes amargura.  No estamos hablando del sabor amargo sino de la amargura en las personas. ¿Cuando hablamos de una persona que se te viene a la cabeza?

¿Qué es la amargura?

¿Cuándo es una persona amarga? El diccionario dice que la amargura en este contexto es:
1- Sentimiento duradero de frustración, resentimiento o tristeza, especialmente por haber sufrido una desilusión o una injusticia.
2- Cualidad de lo que expresa o manifiesta un sentimiento de amargura.
3-  (amarguras) Vivencias más o menos dolorosas que provocan un sentimiento de amargura.

Como son las personas amargadas

La amargura en las personas es fácilmente identificable.  Algunas características:

No son felices.

Las personas amargadas no encuentran felicidad casi en nada. Y si la encuentran la pierden rápido. 

Son negativas

Las personas amargadas que no ven lo positivo y muchas veces no les gusta verlo en otras personas.

Quejones

Son personas que se quejan constantemente y pueden mantenerse constantemente de mal humor.

Ofensivos

Debido a su estado mental pueden ser ofensivos con otras personas esto es debido a su negatividad y a estar llenos de rencor.

Criticas y envidia

Tienden a ser personas muy críticas, muy juzgadoras y hasta envidiosas.

Celos

Tienden a ser celosos de sus seres queridos porque temen perdernos y no quieren compartirlos

No confían

Les es difícil confiar en las personas y las circunstancias

La nostalgia

Todo tiempo pasado fue mejor.

Son muy serios

Pueden ser personas rígidas y muy “serias”, no sonríen mucho y demanda demasiado. 

La lista puede continuar, pero esto te da una idea y no todas las personas amargas tienen todos los síntomas. Como puedes ver la amargura del corazón no tiene nada positivo.

La amargura y la Biblia

La amargura es contraria a las enseñanzas de la Biblia. Es lo contrario a la paz, al gozo, al amor, a la fe, a la esperanza y al perdón. Por lo tanto la amargura no tiene espacio en la vida del cristiano.

Cómo eliminar la amargura

Según los psicólogos la raíz de la amargura es el resentimiento. La raíz del resentimiento es la falta de perdón y fe.  Entonces la solución es fácil, perdona de corazón y confía en Dios. Si hay fe en Dios entonces es muy fácil y esto es lo que tienes que hacer:



El poder del hablar con Dios

Ora y pídele a Dios que te perdone y que te ayude a perdonar. Si quieres puedes escribir una carta a Dios con todo lo que tienes que perdonar, pero puedes solo hablar sí prefieres. Pídele a Dios que te muestre pecado y resentimiento oculto.

A veces el resentimiento oculto puede traer memorias dolorosas, en este caso podrías necesitar ayuda de un consejero cristiano o un psicólogo. Lo mismo necesitas si te ha pasado algo muy difícil de superar como una traición, una violación etc. Pero recuerda que en Cristo somos nuevas criaturas, hemos nacido de nuevo y todas esas ataduras al pasado ya no te atan, eres libre y eres libre para perdonar y para vivir una vida abundante. Con resentimiento no hay abundancia porque falta amor.

Cuando necesitamos más para eliminar la amargura


Recuerda lo que alguien dijo: el resentimiento es como tomar veneno y esperar que otra persona se muera. El resentimiento daña a quien lo posee y a las personas que están a su alrededor. El resentimiento es lo contrario al amor.  Pero si sientes que no puedes cambiar la actitud puedes probar los siguientes técnicas.

Cambia tu mente

Nosotros tenemos control sobre nuestros pensamientos. La amargura es el resultado de pensamientos negativos.  Necesitamos cambiar nuestro enfoque.

Agradecimiento

Empieza tu día dando gracias a Dios por lo menos por 20 cosas o personas en tu vida. Hay sectas de Judíos ultra-ortodoxos que agradecen a Dios cada mañana por 100 cosas (pueden ser las mismas cada día).   Todos tenemos algo que agradecer.

Termina tu día con agradecimiento. Piensa en tu día y seleccionar 10 cosas por las cuales estas agradecida con Dios. Puede ser llegar a la hora al trabajo, haber leído una broma chistosa en Facebook, tus alimentos, tu salud, tus ojos que ven, la música que escuchaste etc.   

Perdona

En tus oraciones perdona a todas las personas que sientes que te ofendieron y ora por ellas. No le des chismes a Dios sobre estas personas, Dios sabe sobre sus vidas más que tú. 

Busca el positivismo

Lee algo chistoso, ríete sola (esto es una terapia muy poderosa, ríe a carcajadas aunque sean silenciosas), respira profundo cinco veces por tres veces al día, escucha música inspiradora, podcast o videos inspiradores. Mientras se supera la amargura hay que dejar de escuchar o leer sobre el fin del mundo y sobre problemas políticos o del medio ambiente o cualquier otra cosa negativa, este es un tiempo para aprender a ser positivo.

Reflexiona en la palabra de Dios

Te recomiendo el salmo 23 y salmo 91 y la depresion y el cristiano  El chisme y el cristiano

Repite siempre Cristo me ama y yo amo a Cristo.

Que Dios te bendiga.